LA EFICIENCIA ENERGETICA EN LOS SUPERMERCADOS

Comparte esta entrada

 

 

Poder optimizarla Eficiencia Energética en supermercados supone un reto para este sector, donde encuentran grandes dificultades para compatibilizar su gestión comercial con políticas de ahorro de costes y de sostenibilidad medio ambiental.

Partiendo de la base generalizada de la estructura de un supermercado, donde existe una zona de exposición de productos principalmente ciega donde nos obliga a iluminación artificial constante, y una zona superior diáfana que nos da la posibilidad de trabajar sobre ella directamente y mejorar el aislamiento, se supone que podremos tener un gran potencial de ahorro energético.

 

50% CLIMATIZACION 25% ILUMINACION 20% CAMARAS  5% VARIOS

 

Por ello las necesidades frigoríficas de un supermercado las podemos clasificar en:

-Producción de frío para vitrinas y expositores.

-Climatización del local.

El frio para vitrinas y expositores se puede hacer agrupándolas o descentralizándolas en equipos autónomos, cada una de estas posibilidades tienen sus pros y contras y son fruto de un estudio mas exhaustivo según necesidades, aunque en el sistema agrupado existe mayor eficiencia energergetica de los equipos y mas fiabilidad.

El sistema de Climatización es muy importante ya que supone el 50% del total de la energía consumida en la instalación, y donde disponemos de diferentes actuaciones para mejorar la eficiencia energética llegando a conseguir hasta un 30% de ahorro.

 

 

Como posibles medidas para mejorar la eficiencia energética y obtener ahorros importantes  en el sistema de climatización se debe hacer un estudio meticuloso por empresas especializadas que propondrán diferentes sitemas según necesidades utilizando entre otros la energía solar, calderas de apoyo, Free-Cooling, etc.

 

Para mejorar el consumo en el sistema de Iluminación que supone el 25% de la energía consumida, actualmente la mejor solución es la utilización del sistema de Leds, que nos puede llegar ahorrar hasta un 25% de nuestro consumo habitual, y nos va a ofrecer ventajas como una mejor iluminación del producto a través de una amplia gama cromática y siendo un sistema con una larga vida de duración.

Por último, no podemos olvidar las características de ubicación y construcción del edificio, los materiales empleados, orientación y climatología. Elementos todos ellos que influyen a la hora de hacer el estudio sobre optimización de la eficiencia energética de la instalación.