EL FRIO INDUSTRIAL PARA LA CONSERVACION DE FRUTAS Y HORTALIZAS

Comparte esta entrada

Cuando no existe una infraestructura adecuada en la manipulación, procesamiento y almacenaje en la conservación de frutas y hortalizas, las perdidas postcosecha llegan hasta el 30% en algunos países, dato altamente preocupante y que hace que reflexionemos sobre los sistemas mas adecuados.

 

Debemos tener en cuenta que en el proceso de conservación intervienen diferentes factores como son el tipo de frutas, (climatéricas o no climatéricas), el transporte desde la recolección al lugar de almacenaje o las técnicas de conservación utilizadas.

 

El frio industrial es el procedimiento mas seguro en la conservación de frutas y hortalizas, teniendo múltiples beneficios.

 

  • -Aumenta la cantidad de producto con calidad que se mantiene en un estado optimo.
  • -Retrasa la maduración y la senescencia (envejecimiento del producto)
  • -Prolonga notablemente la vida del producto.

 

Debido a la respiración de la fruta como elemento fundamental de sus cambios metabólicos y su posterior deterioro, debemos controlar de manera exhaustiva temperatura y humedad según las diferentes clases de frutas, recurriendo a cámaras herméticas de atmosfera controlada y renovación constante de aire. Estas cámaras regulan de forma controlada la respiración de la fruta a través de depuradoras de dióxido de carbono y de oxigeno, humidificadores, válvulas de depresión y sobrepresión y catalizadores de etileno para algunos tipos de fruta.

Frio industrial naranjas

Otro factor importante en estos productos es el control de la disminución de agua, (que llevaría a una perdida de peso y su deterioro), a través del control de la humedad y la circulación de aire.

 

Para finalizar comentar los diferentes sistemas de refrigeración industrial pudiendo clasificarlos en:

  • -Sistemas Abiertos o Cerrados, dependiendo si el liquido refrigerante esta en contacto con el medio o circula por tubos cerrados.
  • -Sistemas de refrigeración por aire o agua.
  • -Sistemas directos o indirectos según el numero de intercambiadores de calor que se utilizan.
  • Los principales fluidos son el amoniaco, el glicol y el dióxido de carbono combinándose como primarios o secundarios entre ellos.

Uno de los sistemas que mas se utiliza últimamente es el CO2 como refrigerante en sistemas transcriticos o subcriticos consiguiendo una eficiencia mayor de hasta 8 veces, que la de otros gases refrigerantes.