Normativa sobre gases refrigerantes inflamables: límite 150 gramos

Comparte esta entrada

La normativa de refrigerantes inflamables ha provocado muchos cambios en el sector en los últimos tiempos. La prohibición de uso de ciertos gases con un calendario establecido y la limitación de carga a 150 mg en el caso de los inflamables usados  en la refrigeración comercial significan una restructuración de los sistemas de frío.

Limitación de carga de refrigerantes inflamables

Después de un proceso de 5 años en el que muchos esperaban que la carga permitida fuera mayor, el establecimiento por parte de la Comisión Electrotécnica Internacional de un máximo de 150 gramos de carga de refrigerantes inflamables en los sistemas de refrigeración ha sido visto como una apuesta por la seguridad de las instalaciones por parte de la organización. De todos modos, también se cree que esta limitación tan estricta puede representar un freno al impulso del mercado de los refrigerantes naturales, como los hidrocarburos.

Clasificación por refrigerantes y fecha de prohibición según normativa de refrigerantes inflamables F-Gas

La normativa F-Gas para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en un 70% cara al 2030 marca un calendario de eliminación por fases del uso de ciertos refrigerantes y promueve el uso de otros productos alternativos para sustituir a los HFC,  con alto potencial de calentamiento atmosférico y , por lo tanto, muy negativos para el medioambiente.

Esta normativa de refrigerantes inflamables marca un proceso de sustitución de los refrigerantes en el sector, y los consecuentes cambios que deberán realizarse en las máquinas y aparatos de refrigeración. Por lo tanto, es necesario conocer la   clasificación de gases refrigerantes por grupos seguridad y su posible fecha de caducidad.

Gases refrigerantes fluorados (F-Gases)

Este tipo de gases se usa en los equipos de refrigeración de mayor tamaño, como en el caso del R-134a (HFC) y el R-404A, una mezcla de HFC.

También hay que incluir en este grupo a los fluorados que se aplican en los equipos de aire acondicionado, como los  R-410A y R-407C ( mezclas de HFC) y el R-134A usado principalmente como refrigerante en bombas de calor.

Refrigerantes no fluorados

También llamados ‘refrigerantes naturales’, estos gases se consideran la alternativa de futuro para la refrigeración.  En este grupo se incluyen el R-744 (CO2), R-600a (isobutano), R-290 (propano) y el R-1270 o propileno.

La ventaja de estos gases es que la normativa de refrigerantes inflamables no les asigna una fecha límite de aplicación.

Soluciones PCA

También podemos optar como sustitutos a los gases refrigerantes de la normativa usados hasta ahora por elementos con un bajo Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA) y una alta eficiencia energética.

R-32

El R-32 es un HFC puro que se usa en los nuevos equipos de aire acondicionado de pequeño tamaño y en mezclas HFC. Destaca por su  bajo potencial de calentamiento atmosférico y su nulo agotamiento en la capa de ozono. Es una solución especialmente adecuada para los sistemas que usaban habitualmente R-410A.

Merece la pena destacar las propiedades termodinámicas del R-32 como refrigerante, con características parecidas al R-22 y R-502.

limite_150_gramos_gases

R-454B

El R-454B es la solución PCA que reemplaza el refrigerante R-410 A en instalaciones de refrigeración, bombas de calor y aires acondicionados de expansión directa. Su bajo potencial de calentamiento atmosférico es uno de los mayores atractivos para los equipos de nuevo diseño.

R-452B

Esta mezcla de la familia HFO está diseñada como solución PCA al uso del  R-410A prohibido en bombas de calor, sistemas VRF, aire acondicionado comercial de tejado y enfriadores aire/agua.

Se caracteriza por tener la misma presión de uso que el R-410A pero un caudal másico más bajo, que implica una carga menor. Además, tiene un rango de funcionamiento más amplio a temperaturas de evaporación bajas.

Alternativas ecológicas para la transición de la normativa de refrigerantes inflamables

Los refrigerantes naturales son la alternativa ecológica a los tradicionales gases fluorados que tienen  ya fecha de caducidad según la normativa de refrigerantes inflamables.

El amoniaco es un gas ligeramente inflamable y con una gran capacidad refrigerante. Resulta económico y tiene la ventaja de que se detecta fácilmente en caso de fuga. Eso sí, hay que tener en cuenta que es tóxico, por lo que es necesario tener especial cuidado con sus condiciones de uso. Se emplea en refrigeración comercial e industrial sobre todo.

El dióxido de carbono es un gas con bajo PCA y no inflamable, que tiene un gran rendimiento con un bajo consumo de energía. Es tóxico en altas concentraciones.

Los hidrocarburos tienen un PCA muy bajo y no son tóxicos. Resultan económicos y eficientes, pero hay que tener en cuenta que son altamente inflamables.

El reto de todos estos refrigerantes ecológicos es conseguir la misma eficiencia de los gases fluorados que pretende sustituir la normativa de refrigerantes inflamables a nivel frigorífico y energético, siempre con un coste ajustado.


Confía en Enfrío para la instalación y mantenimiento de tus sistemas de refrigeración y climatización. Porque la temperatura importa, Enfrío