Ventajas de amoniaco (NH3) en cámaras frigoríficas para fruta y cítricos

Comparte esta entrada

El amoniaco es uno de los compuestos que más se usa en las instalaciones de refrigeración para fruta y cítricos. Su reducido coste y el buen rendimiento energético que ofrece son dos motivos más que suficientes para que muchas empresas de sistemas de frío para fruta lo usen como refrigerante. Conocer las ventajas del amoniaco (NH3) en los ciclos de refrigeración de frutas y verduras y sus características permite valorar su importancia en el funcionamiento de las cámaras frigoríficas de fruta y otros alimentos frescos.

Escenario normativo de gases refrigerantes en la industria agroalimentaria

La adopción de la norma F-Gas por parte del Parlamento Europeo significa la reducción paulatina del uso de gases fluorados en las cámaras frigoríficas modulares, hasta llegar a su prohibición completa a partir del año 2020.

Esto significa que el actual R404A ya no podrá usarse en esta fecha, y que tampoco podrán recargarse las instalaciones que dispongan de más de 10 kg de este gas.

Además, la nueva normativa también marca que a partir de 2022 se prohibirán casi todos los HFCs en mobiliario frigorífico y en instalaciones centralizadas de más de 40kW.

Solamente se admite seguir usando el R134A para la producción de frío negativo en cascada con un ciclo de este compuesto para temperatura positiva, en instalaciones centralizadas sin límite de potencia.

De momento, la actual normativa F-Gas no pone fechas límite al uso del R134A y otras mezclas de refrigerantes en sistemas de frío para frutas o pequeñas instalaciones centralizadas de menos de 40kW.

Todas estas normas marcarán el funcionamiento de las cámaras frigoríficas de fruta en los próximos años.

 

Evolución del precio de los refrigerantes y restricciones de suministro de refrigerantes

En los últimos años, la restricción de consumo de ciertos productos refrigerantes para mantener la temperatura de la cámara de frutas ha hecho que estos refrigerantes hayan adquirido precios muy altos , y que el mercado se haya fracturado: existe muy poca oferta de estos productos y la demanda de gas aumenta.

El aumento del precio de los refrigerantes para cámaras frigoríficas se relaciona con su potencial de calentamiento atmosférico. Además, la falta de productos alternativos todavía ha hecho aumentar más su precio. El paso del tiempo ha hecho que esta situación se agrave todavía más.

No hay que olvidar también que el reparto de cuotas de mercado de cada empresa ha hecho que los precios estén sujetos a la decisión de cada una de ellas. Esto también ha contribuido a disparar los costes.

 

Funcionamiento del sistema de refrigeración con amoniaco

El funcionamiento básico de un sistema de refrigeración con amoniaco (NH3) se basa en un ciclo cerrado de evaporación, compresión, condensación y expansión. Además, hay que tener en cuenta que el punto de ebullición de este gas es -33ºC a una presión de 1,09bar.

 

Ventajas del uso de amoniaco (NH3)

El uso de amoniaco (NH3) como refrigerante en cámaras frigoríficas y en sistemas de frío para frutas viene avalado por las ventajas que representa este gas en la industria del frío:

  • Coste menor que otros refrigerantes. Además, se necesita menor cantidad que de otros refrigerantes para cumplir con esta función. Por lo tanto, representa un importante ahorro económico a la hora de mantener la refrigeración de frutas y verduras
  • Independencia respecto a fabricantes. Por lo tanto, su precio no depende de la competencia entre proveedores.
  • No contaminante. El amoniaco NH3 es un compuesto seguro para el medio ambiente, con un potencial de agotamiento del ozono y un potencial calentamiento global de 0.
  • Su rendimiento termodinámico en la refrigeración de frutas y verduras es superior superior al de otros refrigerantes alrededor de un 3-10%. por lo tanto, tiene un consumo inferior de energía frente a otros productos.
  • Fácil detección de fugas por olor. Una de las grandes ventajas del amoniaco NH3 es que su penetrante olor se convierte en una útil auto-alarma, ya que las posibles fugas se detectan muy fácilmente.

 

Gases recomendados para instalaciones con potencia media/grande

Las instalaciones de refrigeración con potencia por encima de 400 kW, además de usar el amoniaco NH3 directo, pueden optar también por el glicol y el CO2 como fluido caloportador.

Para refrigeración, el uso de sistemas indirectos con glicol es una de las alternativas ecológicas a los gases fluorados que se usaban hasta ahora. Esta sustancia es un anticongelante para el agua que se usa como fluido secundario para conseguir la mínima carga de refrigerantes. Esto significa una ayuda importante para el cuidado del entorno medioambiental.

Asimismo, el CO2 es un producto refrigerante natural en estado gaseoso, que puede modificarse cambiando su presión y temperatura. Además, no daña la capa de ozono. Por lo tanto, es una buena opción como refrigerante secundario y en instalaciones en cascada.

Desde Enfrío tenemos un firme compromiso por el medio ambiente y nuestras instalaciones tienen muy en cuenta la normativa vigente y los futuros cambios. Somos tu partner tecnológico.

 

2